Estás En
Destacados Musica Panoramas 

Roger Waters en Chile: el regreso de la mente creativa de Pink Floyd

Hablar de Roger Waters es hablar, inevitablemente, de Pink Floyd. Y es que el británico no es solo su bajista y uno de sus vocalistas, si no que también es la mente creativa detrás de algunos de los álbumes más icónicos de la banda.

Miembro fundador de Pink Floyd, tras la salida de Syd Barrett, en 1968, tomó las riendas creativas del grupo. Luego de algunos álbumes algo dubitativos, sería en 1973, con “The Dark Side of the Moon”, que la banda alcanzaría su consolidación y la fama mundial.

Con más de 45 millones de ventas, el disco es uno de los más vendidos de la historia y el más exitoso de Pink Floyd, además es catalogado por la crítica como uno de los mejores discos de la historia. Compuesto de 10 canciones, todas son de autoría de Waters.

Luego, en 1975 la banda presenta “Wish You Were Here”. Compuesto sobre la base de la ausencia de Syd Barrett y la industria musical, sus cinco canciones son de total autoría de Roger Waters. Su éxito fue tan rotundo, que la discográfica EMI no logró editar las suficientes copias para satisfacer su salida al mercado. El disco continúo explorando nuevos sonidos, tal cual lo hiciera su predecesor, lo que posicionó a Waters, sin discusión, como el letrista y compositor principal de la banda.

Dos años más tarde, llegaría “Animals”. Con este álbum el bajista criticaba duramente las condiciones socio-políticas de Inglaterra y el mundo industrializado de la década de los 70, además supone un quiebre en el sonido mostrado en sus dos obras anteriores. La magnificencia de los recintos donde presentaron el disco y un incidente por el comportamiento del público, donde Waters terminó escupiendo a un fanático, sentaría las bases para el siguiente álbum de la banda.

Publicado en 1979, “The Wall” significó la culminación creativa del propio Roger. El disco doble, es un álbum conceptual que cuenta la historia ficticia de una estrella de rock llamada Pink, una especie de alter ego del propio Waters, quien se reprime debido a los traumas vividos durante su vida. La muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial, la sobreprotección de su madre, el opresor sistema educacional británico, los fracasos sentimentales, la presión de la vida de un rockstar, el uso de drogas, entre otros, son convertidos por Waters en el disco en “ladrillos de un muro metafórico”, el cual aísla a Pink hasta un punto de autodestrucción. Luego de un “juicio ficticio” y “simbólico” contra Pink, este es “condenado” a derribar el muro, exponiéndolo al mundo exterior y permitiéndole volver a fluir y vivir nuevamente.

Catalogado como uno de los discos más trascendentales de la historia del rock, además de ser totalmente ambicioso en su época, con el Waters alcanzó un nivel creativo tan profundo que lo marcaría para el resto de su carrera. El disco doble cuenta con la autoría de Roger Waters en todas sus canciones, la cual es compartida con David Gilmour, en “Young Lust”, “Comfortably Numb” y “Run Like Hell”, y con el productor Bob Ezrin en “The Trial”.

La fuerza compositiva y creadora de Pink Floyd regresa a nuestro país el próximo 14 de noviembre al Estadio Nacional, en medio de su Us + Them Tour”, el cual repasa lo mejor de su trabajo con Pink Floyd, su destacada carrera solista y presenta su más reciente material discográfico solista, “Is This the Life We Really Want?” (2017). Las entradas pueden adquirirse a través de sistema Puntoticket.

Comentarios

comentarios

Related posts