Estás En
Destacados Musica 

Paul McCartney: los 75 años de una verdadera leyenda viviente

Un tipo sencillo, con un extraño sentido del humor, que pasó del anonimato a ser uno de lo músicos más famosos y reconocidos de la historia. Este es Sir Paul James McCartney, quien hoy cumple 75 años.

A pocos en el mundo de la música le queda les queda tan bien el título de “leyenda viviente”, sin dudas, McCartney es uno de ellos. Nacido un 18 de junio de 1942 en Liverpool, Inglaterra, era hijo de una enfermera, Mary, y un bombero, Jim, que a su vez era trompetista y pianista. Sería precisamente su padre quien lo conectaría con la música.

Jim sería quien animaría a sus hijos, entre ellos Paul, a tomar clases de piano, sin embargo, este prefierío aprender al oído. Luego Jim, en el cumpleaños 14 de su hijo decidió regalarle una trompeta, pero cuando el blues y el rock negro norteamericano irrumpió en el Reino Unido, Paul decidió cambiarla por una guitarra acústica Framus Zenith de 15£ (libras), ya que le permitía cantar y tocar al mismo tiempo.

Al mismo tiempo que perfeccionaba su técnica en la guitarra, comenzaba a componer sus primeras canciones con una precaría poesía y un sonido no del todo bueno, ya que Paul tenía un problema, él era zurdo y las guitarras estaba hechas solo para diestros.

Un día recorriendo las calles de Liverpool, encontró un cartel donde se anunciaba la presentación de Slim Whitman, quien se había hecho famoso por ser el guitarrista de Elvis Presley y quien a su vez era zurdo, fue en momento de verlo tocar que Paul decidió invertir el orden de sus cuerdas. Acompañado de su fiel Zenith, compone su primera canción con letra y melodía, “ILost My Little Girl”, todo esto con solo 14 años.

Son el rythm and blues y la música negra de los EE.UU las que influenciarían los inicios de su carrera musical, siendo su mayor ídolo de juventud Little Richard, incluso sería “Long Tall Sally”, la primera canción que intrepretaría en público durante un concurso en un campamento de verano.

Al año siguiente, en 1957 y con 15 años, Paul conocería a John Lennon y su banda, The Quarrymen, a la cual se unió como guitarrista rítmico, misma a la que en 1958 se uniría como guitarrista principal George Harrison, un viejo conocido del colegio de McCartney.

Teniendo ya una relación muy cercana con Lennon, en 1960 se une a la banda como bajista Stuart Sutcliffe y deciden cambiar el nombre de la banda. Pasando por Beatals, Johnny and the Moondogs y The Silver Beetles, llegaron definitivamente a The Beatles en agosto del mismo año y reclutaron a Pete Best como baterista poco antes de ser contratados para tocar en Hamburgo, Alemania.

Ya en 1961 e instalados en Alemania, Sutcliffe abandona la banda, obligando a Paul a tomar el bajo no con muchas ganas. En agosto de ese mismo año, ya había grabado por primera vez profesionalmente como banda de acompañamiento de un británico, Tony Sheridan. Luego de esto, Best deja la banda y lo reemplaza un joven Richard Starkey, quien cambiaría su nombre a Ringo Starr. Ya con esta formación de Lennon, en voz y guitarra; McCartney, en bajo y voz; Harrison, en guitarra y coros; y Starr, en batería; graban su primer sencillo, “Love Me Do”. Además, Lennon y McCartney comenzaban a hacerse un nombre como compositores. El resto, es historia conocida…

McCartney ha sido reconocido como uno de los compositores y músicos más exitosos de todos los tiempos, con sesenta disco de oro y más de 100 millones de copias vendidas. Cuenta también con 21 Premios Grammy, ha sido introducido en el Salón de la Fama del Rock dos veces, con The Beatles en 1988 y como solista en 1999.

Ha escrito y/o coescrito 32 canciones que han alcanzado en número uno. Además, junto a sus compañeros de The Beatles, fue nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico en 1965, y en 1997, fue elevado al rango de caballero por sus servicios a la música.

Ocupa el lugar 11° de los 100 grandes cantantes de la historia en la revista Rolling Stone y junto a The Beatles, el 1° en la lista de los 100 grandes artistas de la historia en la misma publicación.

Sin lugar a dudas, una verdadera leyenda viviente. Felices 75 años Sir Paul!

Comentarios

comentarios

Related posts