Estás En
Destacados El Festival 

Isabel Pantoja conquista al monstruo de Viña en una memorable y emotiva presentación

Visiblemente emocionada y dando clases de calidad vocal, la española Isabel Pantoja hizo su debut en el Festival de Viña, demostrando el porque era uno de los platos fuertes de la edición 2017 del tradicional certamen estival.

Ya desde su primera canción, “Del olvido al no me acuerdo” de Juan Gabriel, la española fue elevada inmediatamente a la categoría de “ídola” por el público viñamarino, y no es para menos considerando su potente voz y su imponente puesta en escena acompañada por más de 80 músicos, algo inédito.

Con las canciones del fallecido ídolo mexicano y amigo personal de Pantoja, Juan Gabriel, como columna vertebral de su espectáculo, la española se dio el lujo de repasar su amplia discografía cantando clásicos como “Buenos días tristeza”, “Qué voy a hacer contigo” o “Era mi vida él”. Fue en este último tema, donde incluso tuvo una partida en falso y debió comenzar a cantarla denuevo, todo entre las risas del público y ella misma. El monstruo ya estaba rendido.

La española también demostró su fuerte personalidad al increpar a dos miembros del jurado que hablaban durante su presentación, “hay muchos lugares para hablar, no la primera fila, a los artistas hay que respetarlos“, exclamó la cantante seguido de una ovación por parte de los presentes.

Con un ambiente ya más distendido, incluso se dió el trabajo de elogiar a la argentina Lali Espósito por su papel en la teleserie “Esperanza Mía”. “Por ti es la primera vez que termino una teleserie en mucho tiempo“, le dijo directamente a la trasandina, quien estaba visiblemente sorprendida y halagada por el comentario.

Teniendo siempre presente al “Divo de Juárez”, uno de los puntos más emotivos del show se dio con la interpretación del clásico “Hasta que te conocí”, canción la cual los asistentes y la cantante española se emocionaron hasta las lágrimas.

A la hora de la entrega de las tradicionales gaviotas de plata y oro, la española, visiblemente emocionada, declaró que “necesito asimilarlo“, incluso aseguró que viajaría con los premios por el resto de su vida. Sin embargo, quedaba más, la propia alcaldesa Virginia Reginato, subió al escenario de la Quinta Vergara para entregarle una distinción especial, por segunda vez en la historia se entregaba una gaviota de platino, misma que unos años atrás fuera dada a Luis Miguel, en reconocimiento a su carrera. Este especial galardón, originalmente iba a ser entregado a Juan Gabriel, sin embargo, quedó en manos de su amiga Isabel, a quien a su vez, obviamente, se le reconocieron también sus más de 45 años de trayectoria musical.

Puntos altos, la gran calidad vocal y manejo escénico de la cantante. Con una potente voz del principio al final del show, la española dio clases de como cantar en un escenario exigente y masivo.

Puntos bajos, solo uno, problemas técnicos. Como único punto negativo en un show que solo tuvo puntos altos (y para buscarle algo malo), están los acoples. Durante muchos instantes en su presentación se evidenciaba un acomple en el audio, lo que molestaba a la propia Isabel y al público que disfrataba el show en vivo o por televisión.

Con un peak de 46 puntos de rating, su espectáculo quedará inscrito como el día en que Isabel Pantoja se graduó de leyenda en el escenario de la Quinta Vergara.

Comentarios

comentarios

Related posts

Leave a Comment